Día de Esnórquel en el Carabassí

Una de las actividades marcadas en rojo durante el verano es pasar un buen rato bajo el agua, contemplando los diferentes peces, plantas, algas, fondos rocosos y hasta algún pulpo que otro.

Uno de los lugares que habitualmente vamos por su cercanía a la costa, con aparcamiento y aguas normalmente tranquilas es la playa del Carabassí, concretamente donde terminan las rocas y empieza la arena (más detalle ver el mapa adjunto)

En esta ocasión me llevé la boya de pesca submarina donde llevaba las llaves y cartera, un poco de agua y de paso servía para descansar un poco los nenes, aunque estábamos a escasos metros de tierra firme, les hacía ilusión imitar «descansar» sobre la boya.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *